miércoles, 7 de junio de 2017

sábado, 3 de junio de 2017


Exceptionally Rare Complete Printing Block Set for Ichikawa Ebizo as Takemura Sadanoshin
By ukiyo-e artist Sharuku
Produced by Kyoto Hanga-in 

This Complete Set - This is an extremely rare, complete set of carved blocks for a fine reprint of a classic ukiyo-e actor portrait by Sharaku. The set comprises the complete four cherry wood blocks and a single Kyoto Hanga-in print made from the blocks. Three of the blocks are double-sided and one is carved on a single side. One block is carved with images for two separate colors one side of the block. A total of seven colors were used to produce this image. The keyblock features all the outlines in the design, which were printed in dark gray rather than black as is most common, carved with incredible precision and fine line work. Pigments remain on the blocks, including black, two grays, peach, red, blue-green, and ochre. Paper remnants of the hanshita or preparatory drawing are still glued to some of the blocks. The colors were registered by aligning each print along an L-shaped kento mark on the lower left corner of each separate image. 
This set of blocks is a fascinating, rare artifact from the recent past. Serious collectors often ask about block sets. They are almost never seen on the market. Once in awhile a single block from a broken set is sold for a high price. We have never seen a complete set - apparently still usable. A once in a lifetime opportunity for a serious collector to add a block set to a collection.

Kyoto Hanga-in - Founded in 1935, Kyoto Hanga-in produced high quality reprints of works by classic ukiyo-e artists like Hiroshige, Hokusai, Harunobu, Utamaro, and Sharaku, along with shin-hanga prints by artists such as Tsuchiya Koitsu, Bakufu Ohno, and Gihachiro Okuyama. The blocks have been unused and in storage for decades. The reprint includes the Kyoto Hanga-in publisher's mark on the reverse, along with the red circular personal seal of the owner, Kiyoomi Shinagawa. Printing blocks are rarely seen on the market, and even more rarely found as complete sets for a single image. These intricately carved blocks offer a wonderful look at the incredible skill and complexity involved in creating a Japanese woodblock print. Don't miss this exceptional opportunity! 


Publisher - Kyoto Hanga-in
Artist - Sharaku (active 1794 - 1795)
Size - Print 15" x 10" + margins as shown; each block approximately 17 1/8" x 10 5/8" x 3/4" to 1" thick
Condition - Print: With excellent color and detail as shown. Treated with mica on the gray background. A few light creases at edges. Blocks: Worn, pigment remaining, some paper remnants from the hanshita (preparatory sketches glued to the blocks before carving). The uncarved side of one block has a small piece missing from the corner and a few splits in the wood (does not affect image on reverse side of block). Writing on edge of blocks along with a paper label. Please see photos for details. 

lunes, 15 de mayo de 2017

Ciclo de Conferencias: La Conquista, 500 Años
A cargo del Dr. Eduardo Matos Moctezuma

En coordinación con la Universidad de Monterrey.
Entre las primeras exploraciones que los españoles hicieron al nuevo continente, antes de la llegada de Hernán Cortés, destaca el naufragio cerca de Chetumal y la supervivencia de Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero, éste último considerado como el padre el mestizaje, será abordado por uno de los historiadores más reconocidos de México.


La obra mural La Caída de Tenochtitlan  hoy en dia forma parte del rico acerbo del Museo de Historia de Monterrey , si bien la obra fue concebida por Federico Cantú en 1950 para decorar la sala de proyección de la Residencia de Benito Coquet , fue a finales de los 90s cuando una serie de obras monumentales serian retiradas de dicho acerbo , por fortuna “ Caída de Troya y Caída de Tenochtitlan fueron adquiridas por el Gobierno del Estado de Nuevo León .

 

Adolfo Cantú

Colección de Arte Cantú Y de Teresa

sábado, 15 de abril de 2017

Traición a Cristo en el huerto de Getsemaní 


Esta monumental obra  se refiere a una de las composiciones religiosas más importantes de la obra que ejecutara en su temprana  madures  Federico Cantú . De acuerdo con los relatos presentados en los Evangelios Sinópticos y en el Evangelio de San Juan, La Traición de Cristo tiene lugar en el Jardín de Getsemaní en el Monte de los Olivos.
 Una luna creciente, un cálido resplandor en esta dramática y nocturna escena, en la que un grupo de soldados y fariseos conducidos por Judas asaltaba el Monte para arrestar a Cristo. 
Cristo aparece como figura central dispuesto   ya amanera de composición simétrica los apóstoles de un lado izquierdo y del derecho La Traición


la escena.


Las circunstancias precisas en torno a la creación de Federico Cantú de esta composición parten del proyecto monumental de los doce vitrales representados a lo largo de la capilla de lo misioneros de Guadalupe, Actualmente se conocen tres versiones autógrafas de la Traición de Cristo de Federico Cantú. La primera está tomada de tema para placa de grabado al buril en cobre, la segunda se refiere a los temples en papel que desarrollara a manera de estarcidos y que darán forma a el formato vitral

La tercera y final es la perteneciente a la Capilla de los Misioneros , toda esta serie de obras que en su conjunto nos narran los diferentes pasajes bíblicos que Cantú ejecutara en 1957 para este recinto, sin duda esta obra es muestra de la visión estética y compositiva de la obra de Federico Cantú




Adolfo Cantú.
CYDT

domingo, 19 de marzo de 2017

Federico Cantú


Trabaja indistintamente los temas bíblicos como los nacionales
En 1958 se da a la tarea de trabajar la capilla de los Misionero de Guadalupe
Y paralelamente los primeros trazos de lo que ahora conocemos como ;a maternidad del IMSS
Con ese carácter sarcástico que lo caracterizaba y muy a doc a este trazo decía

“ las viejitas se enojan con migo respecto a la madona del IMSS, me dicen- por lo menos le hubiera puesto un San José-“





jueves, 2 de marzo de 2017

Marzo 110 Aniversario


El 3 de Marzo de 1907 nacía en Cadereyta de Jiménez Nuevo León Federico Cantú, uno de los Maestros más importantes de la Escuela Mexicana del  Siglo XX.


Leda y el Cisne es un motivo de la mitología griega, según el cual Zeus descendió del Olimpo en forma de un cisne hacia Leda, mientras esta doncella caminaba junto al río Eurotas. De acuerdo con la mitología griega, más tarde Leda dio a luz a dos parejas de hijos: por un lado, a Helena y a Pólux, que serían hijos de Zeus y, por lo tanto, inmortales; y, por otra parte, a Clitemnestra y a Cástor, considerados hijos de Tíndaro, rey de Esparta, y en consecuencia, mortales. Según la historia, Zeus tomó la forma de un cisne y violó o sedujo a Leda en la misma noche en que ella se había acostado con su esposo

lunes, 27 de febrero de 2017

Federico Cantú regresa a Francia para completar el siclo y marcar una década de estadía en Paris , esta tinita donde recrea todo ese grupo de modelos y desnudos
Que utilizaba Cantú son el reflejo de sus vivencias  una fotografía que nos narra la biografía de este gran artista , esta secuencia que tintas donde sus musas se desnudan en pasajes etéreos entre nubes y campos son verdaderos laberintos íntimos.
El arte erótico no es nada menos que la historia del deseo humano en todas sus manifestaciones. La extasiada pasión por el fruto prohibido, se siente libre en la expresión sexual dibujada a lo largo de centenares de obras concebidas por Federico Cantú.

¿Qué es el deseo de hacer arte, sino el deseo de expresar el anhelo de una pasión alcanzada en la vida, esa sexualidad humana, tierna, lúdica y apasionada, brutalmente desgarradora y transgresora?


Esto en verdad apasiona porque cuanto mayor es la vinculación entre el creador y el observador, el momento estará más cercano a un ménage a trois en el que el espectador, con su mirada, se convierte en una parte del triángulo amoroso.


Decía Federico Cantú sobre su llegada a París en 1930: "a mi regreso a Montparnasse, me encontré con que mi atelier había sido alquilado y la obra vendida al mejor postor. Ahí debo de haber perdido miles de obras incluyendo dibujos, escultura, bocetos y óleos".

No imagina Federico, en ese momento, que una vez reinstalado en Paris con la idea de completar el ciclo de diez años iniciado en 1924, su obra volvería pronto a quedar en el limbo porque, como lo narra Antonin Artaud en su visita a México en 1936, Francia se encuentra en la incertidumbre de una nueva guerra.